Just Two, tarde invernal. Inspiración para Bodas de invierno.

Editorial creada en colaboración con:

¡Hola parejitas! Hoy tenemos una entrada muy especial que espero les sirva de inspiración.

Quiero acercarles dos fabulosos estilos que se encuentran actualmente en crecimiento y que son muy importantes en el mundo de las bodas.

Por un lado, tenemos las extraordinarias Bodas de Invierno, originales y románticas hasta la médula y por otro las Elopement Wedding, rebeldes y diferentes.

Personalmente no podría escoger entre estas dos grandes ideas. Así que hemos decidido unirlas y hemos creado este maravilloso shooting para que no tengan que imaginarlo. Solo echen un vistazo y acabarán completamente enamorados.

Para empezar, escogimos una localización de cuento de hadas. Un espectacular castillo lleno de magia situado en La Laguna y, por supuesto, un equipo de trabajo, al cual confiaría cualquiera de mis bodas. Cada uno de ellos con su talento, han dado vida a una idea que llevaba tiempo dando vueltas en mi cabeza y de verdad, estoy muy emocionada con los resultados.

Sé que, para algunas parejas, estas tendencias pueden parecer algo atrevidas, pero créanme cuando les digo que estámos ante una idea de boda cada vez más real y consolidada hoy en día.

En los últimos años estamos experimentando algunos cambios en el calendario de bodas. Cada año que pasa, nuestra agenda cobra vida con mayor antelación y se cierra prácticamente en diciembre comiéndonos el turrón. De hecho, en este último periodo 2019 – 2020, lo que separó una temporada de la otra, fueron solo los meses de enero y febrero.

¿¿INCREIBLE NO??…

De igual forma, el número de invitados que componen la lista de familiares y amigos de nuestras parejas ha variado. Hace algunos años, lo normal eran bodas de entre 250 y 300 invitados. Ahora hablamos en su mayoría de bodas bastante más íntimas.

Actualmente, la media de invitados a una boda ronda entre los 80 y 150 pax.
Por supuesto, siempre hay algún enlace que rompe las estadísticas por menos o más invitados, pero no es el máximo común denominador.

¿Entonces… tengo o no tengo razón??

Por todo ello, vamos a ampliar nuestros horizontes cuando fantaseemos con cómo sería nuestro gran día. Démosles la bienvenida a novias con capa, mangas largas, vestidos de telas suntuosas y abrigos peludos. Imaginemos novios con sombreros y, por qué no, dar un SÍ QUIERO solo para dos.

No existe la temática perfecta, el correcto protocolo o el lugar indicado. Tan solo es importante lo que sientan vuestros corazones y el amor que se prometerán para toda la vida.

¡¡Los queremos mucho tortolitos!! Gracias por leernos y seguirnos.

Disfruten de este bello trabajo.

 >>> Quiero una boda así

enviar un mensaje
Necesitas ayuda ?
Hola, en que puedo ayudarte
Powered by